jueves, 25 de noviembre de 2010

Recaudar y exprimir al máximo

De nada sirve que los políticos anuncien bajar los impuestos directos (hacienda) si por detrás empiezan a surgir nuevos impuestos indirectos, como la tasa de recogida de basuras de Gallardón.
Tras la obra faraónica de levantar Madrid para soterrar la M-30 sabemos que el ayuntamiento está endeudado hasta las cejas (hasta las características cejas de Gallardón).
Pero es que la situación es extrapolable a toda España. Con la crisis inmobiliaria los Ayuntamientos han perdido su mayor fuente de ingresos, el país está endeudado, gran parte de nuestros impuestos va directamente a saldar deudas con prestamistas, especuladores y accionistas.
Los radares se multiplican, se amortizan rápidamente cascando multas.

La guardia civil lleva un tiempo denunciando que sufre presiones y penalizaciones económicas por no cumplir cierto cupo de sanciones, es decir, por no recaudar.
En la tele ha salido un municipio ejemplo, donde están poniendo multas a los peatones.

En ciudades como Valencia (que ha sido inmediatamente secundada por otras), ya están en marcha programas para matricular bicicletas. Los argumentos oficiales son facilitar su recuperación en caso de robo, lo cual es una patraña.
Las bicis ya vienen con un número de serie grabado, más difícil de borrar que la matrícula. Al chorizo no le cuesta nada remover una matrícula, algo más raspar un número de serie, pero en este caso quedará envidencia al examinar la bici.
El objetivo no dudo que es, si los ciudadanos muerden el anzuelo, poder implantar las tasas de circulación a las bicicletas así como facilitar las sanciones.

Ya hablé anteriormente de los rescates de montaña, que dejaron de ser gratuítos hace pocos años, si se demostraba que hubo imprudencia por parte del accidentado (por ejemplo salir al monte cuando se anuncia mal tiempo, lo cual es muy relativo).

Abriendo nuevas vías para exprimir a la población, sin que parezca que suben los impuestos.
Es como la típica estafa de "Ha ganado un DVD completamente gratis". Si picas, te toca pagar tasas de transporte, tasas de propiedad intelectual, tasas de tramitación del premio...
Total, que al final has comprado una mierda de DVD por el doble de su valor... y eso que era gratis.

En definitiva, que cada vez más pagaremos impuestos para aumentar el patrimonio de quienes poseen Deudas del Estado, y cada vez menos para recibir servicios.
¿Sómos responsables de las deudas? ¿Eran inevitables para cubrir nuestras necesidades? Yo creo que no, el dinero común es derrochado para cosas que no son de utilidad social, así como para el propio beneficio de quienes lo administran y sus amiguetes.

Veamos más futuros impuestos indirectos que nos esperan:
-Tasa de utilización pedestre de aceras y caminos.
-Tasa de deleite visual de obras artísticas urbanas.
-Tasa de contaminación acústica vocal.
-Tasa de obstrucción visual del horizonte de edificaciones.
-Tasa de circulación para triciclos, patines y correpasillos.
...
[Actualizo]
Según una tabla aparecida en el periódico El Mundo, con datos suministrados por el Ayuntamiento de Madrid, dicho ayuntamiento ha recaudado las siguientes cantidades para los presupuestos de 2011:
  • Impuestos directos: 1.732.521.419 €
  • Impuesto indirectos: 151.532.846 €
  • Tasas, licencias, multas, precios públicos... : 912.765.491 €

Este último apartado puede desglosarse en (sólo pondré los apartados más jugosos):
  • Tasas por utilización privada o aprovechamiento del espacio público: 271.331.434 €
  • Multas: 260.149.660 €
  • Tasas por gestión y tratamiento de resíduos: 147.744.683 €
  • Tasas por estacionamiento de vehículos (zona azul y verde): 85.338.526 €
...y aunque no esté en el ranquing, 22.273.872 € por recargos.

5 comentarios:

Vir dijo...

jaja me ha hecho gracia el final pero la cosa está fatal, cuando salgo y veo señores mayores en la calle pidiendo en una esquina de verdad que me entra un algo por dentro, es una imagen horrible, mi hermano habló con uno una vez de pena que le estaba dando y era un hombre que había trabajado en la construcción toda la vida, se quedó sin trabajo, agotó la ayuda, terminó separándose, y al final viviendo en la calle porque una cosa es el típico pies negros que no me da pena ninguna, más bien asco, y otra ver gente normal y corriente pidiendo, a mi me duele tío

Piedra dijo...

Toc, toc. Hola.

La verdad es que cada vez se cobra menos y hay que pagar mas cosas y mas caras, para mantener a unas personas que se supone que están ahí para hacernos la vida mas fácil pero todos vemos día a día que no es así.

¿Que nos han hecho para que permitamos que un representante del pueblo, pagado por este, cobré 100 veces mas que un ciudadano medio?
¿Como nos han convencido para que aceptemos que un banco nos quite una casa después de media vida pagándola y aceptemos vernos en la calle ¡y aun debiendo una hipoteca!, mientras los banqueros siguen enriqueciéndose?

Toni dijo...

Y aún tenemos que ver el anuncio de la DGT para que nos registremos en su web...jeje.
Nos chulean y encima nos llaman gilipollas.
Aunque lo que está por llegar es mucho peor según los expertos...

Salu2

Ide dijo...

Iba a publicar un comentario, pero me salía tan largo que he preferido dedicarle una artículo en mi blog.

Trinity dijo...

La verdad que ya no sé cómo calificar tanto abuso. Se me quitan la ganas de informarme sobre la actualidad, prefiero seguir ignorante. Desde que hace 15 años no leo periódicos de manera diaria, ni escucho tertulias políticas en la radio ni en TV, creo que mi nivel de cabreo "ciudadanil" ha bajado considerablemente: ojos que no ven, corazón que no siente.

Puedo parecer una quisquillosa, pero me reconcome el tema de las tasas por zona azul y verde. Cada vez que veo por el barrio a l@s tip@s con el chalequito amarillo, me dan ganas de apalearles. ¿Cómo se puede aceptar un trabajo tan miserable?.
Y alguna noche que venga borracha, destrozaré un parquímetro, por la gloria de mi madre.