viernes, 12 de noviembre de 2010

cambiemos la palabra

Escribía hace años Jose Antonio Marina refiriéndose a los tiempos que corren, que está muy de moda hablar de la independencia personal, cuando lo que hay que buscar es la autonomía.
Pues tiene mucha razón este señor, tratemos de alcanzar la autonomía.
...
(dentro de 50 años)
Escribe un popular filósofo hablando de estos tiempos futuros que corren, que está muy de moda hablar de la autonomía personal, cuando lo que hay que buscar es la idependencia.
Pues tiene mucha razón este señor, tratemos de alcanzar la independencia.

Yo pensaba que era dado a postergar hasta que leí una palabra que me abrió los ojos: lo que en verdad estaba haciendo era procrastinando, lo cual lo cambia todo... ¿o no?

En cualquier caso, cuando llevas mucho tiempo usando una palabra, está bien cambiarla por otra más innovadora (¡pero que no sea un anglicismo!), aunque sigas en tus trece.

Las palabras definen entes o acciones, pero también evolucionan por su uso, y la definición puede expandirse, generalizarse abarcando más entes próximos, o especializarse despreciando antiguos campos; llegar a deslizarse hasta definir otra cosa distinta, o la misma con una connotación diferente.
Expresiones sobadas como "No es lo mismo libertad que libertinaje" nos recuerdan que quizá estamos estirando demasiado las implicaciones de la bonita palabra que esgrimimos como estandarte, haciendo un mal bajo el escudo de una definición de bien. La usura ahora puede esconderse dentro del éxito, al que sólo osen criticar los envidiosos.

Pero para el caso con el que abro el post, ¿cambiar de palabra implica cambiar anhelos?
Todo esto me suena a campaña de márqueting, los pantalones que tanto se llevaban en el 2009 están pasados de moda, los pantalones buenos son los del 2010.

¿Independencia o autonomía? ¿Cuál palabro es más hiperultramoderno?
Alguno decidirá tirar por lo más práctico que es quedarse con ambos: independencia autonómica.

* No pretendo criticar a J.A. Marina, sólo he usado este ejemplo que recordaba para "filosofear" un poco.

3 comentarios:

Vir dijo...

Estooo... no me he enterado de nada Herel, tampoco sé quién es ese señor...

Herel dijo...

Te resumiré el post con una absurda respuesta: No es que no te hayas ENTERADO de nada, es que no has COMPRENDIDO nada.
De eso va, de decir tengo una palabra más guay para definir tal cosa.
J.A. Marina es un filósofo columnista y escritor, como un bloguero pero con carrera.

Vir dijo...

Lo he releído, sigo sin enterarme pero de todas formas no soy muy receptiva que digamos a filosofar, debe de ser eso :-)