martes, 16 de noviembre de 2010

pirámides truncadas

Las jerarquías de poder suelen representarse como una pirámide en la que partiendo de la base, cada nivel superior manda y descarga sobre los sillares más bajos.
Los niveles más bajos trabajan, producen, y su labor se la llevan los de arriba, que a cambio les devuelven una parte para que sigan trabajando y produciendo.

Lo curioso del asunto es que las pirámides de poder son realmente pirámides truncadas en lo alto, cuando alzas la vista ves a los "líderes oficiales", y por encima de ellos unas cuerdas de marioneta tan liosas y enmarañadas que es difícil probar a dónde llegan.
Tras varias vueltas de despiste llegan hasta las manos de los líderes reales, los cuales están escondidos fuera de la pirámide, aunque manden sobre todos sus niveles.

5 comentarios:

Vir dijo...

Esa viene a ser la explicación y la razón de ser del Club Bildelberg, aunque desde que este verano anunciaron por la televisión semanas antes quién iba a asistir, dónde iban a ser las reuniones y los temas que se iban a tratar no sé, ha perdido encanto y ya ni te cuento cuando me enteré que iba de invitado ese inútil al cuadrado que nos gobierna :-)

Herel dijo...

Deben de invitar a unos cuantos presidentes de relleno para que parezca que los gobiernos mandan algo.

Toni dijo...

El Nuevo Orden Mundial...como siempre.

Salu2

neko dijo...

y así de caótica es la sociedad actual...

Paco dijo...

Simples esclavos modernos, con unos amos que encima han aprendido un sistema esclavista perfecto, no tienen que gastarse mucho dinero cuidándonos porque sobramos.