viernes, 19 de noviembre de 2010

el tonto del pueblo

Había un tonto en el pueblo al que los vecinos utilizaban para mofarse ante propios y extraños. Se acercaban a él y le daban a elegir entre una moneda de 100 pesetas y otra de 25. El tonto siempre se quedaba todo contento con la de 25 "porque era más grande".

-En confianza - le dijo una vez un foráneo al tonto- ¿por qué eliges la de 25 si la de 100 vale más?
-En confianza - le respondió éste - si alguna vez escogiera la de 100 ganaría 100 una única y última vez, pero escogiendo la de 25 me gano 25 múltiples veces.

Me parto con los primeros segundos de éste video de los Monthy Python:

3 comentarios:

Vir dijo...

Yo como no sé inglés no me he enterado de nada :-)

Herel dijo...

Lo del principio es básicamente como lo del cuento de arriba. El "idiota" está haciendo una entrevista hablando normal, pero, cada vez que se acerca una persona, se transforma para hacer de idiota y recibir así una limosnita, excepto con uno, que "es otro idiota".

Trinity dijo...

Jajajajajaja aunque conozca de antes el sketch, siempre me parto al visionarlo de nuevo XDDDD.
Los Monty Python son los putos amos :D

Sólo he conocido un tonto en el pueblo de mi padre, le llamaban el "lala", porque el pobre hombre no podía apenas pronunciar y le salían palabras así de raras. Los niños se burlaban de él diciéndole "lalalalalala". El pobre hombre se cabreaba y los perseguía, para regocijo de los jóvenes. En aquella época me parecía normal, pero ahora cuando lo pienso me da mucha penita.