martes, 7 de diciembre de 2010

Nieve y trombas de agua

Por Toledo empezaban a aparecer los primeros rastros de nieve, y en Ciudad Real la cosa fue a más.
Anochecía y las temperaturas caían en picado con el temor de que apareciera alguna placa de hielo.
Al poco de empezar el viaje ocurrió lo de la "huelga salvaje" de controladores y la meteorología pasó a un segundo plano en las emisoras de radio para hablar sólamente de eso.
Tras pasar la sierra de Alcaraz, el tramo más problemático, con nieve invadiendo algunos tramos de la calzada, a partir de Riopar la carretera ya estuvo más limpia.
Hasta -6 grados me marcó el termómetro del coche sobre las 20:00, y aquella noche pasamos un frío horrible. Menos mal que no hacía viento.

Para el día del regreso las temperaturas habían subido, y la nieve había desaparecido arrastrada por las lluvias. A cambio, cayeron unas trombas de agua de esas que no sabes si pararte en algún sitio a esperar a que mejore la visibilidad o seguir como sea antes de que todo se inunde.

Carámbanos bien gordos en Molinicos

Tras atravesar varios tramos así desistimos de esa excursión. En otro pueblo de la sierra albaceteña al que llegamos el domingo nos dijeron que habían estado cuatro días aislados por la nieve.


Farallones en el nacimiento del Río Mundo (o Raimundo) -que visitamos el domingo- tapizados de coladas de carámbanos de hielo.





Aquí es donde el río nace. Por el cauce soplaba una corriente de aire caliente (en verdad no es que fuera caliente, pero lo parecía por contraste con el frío que reinaba en el valle) , que supongo que provendrá del interior de la Cueva de los Chorros.
La cascadita del Río Mundo, las Calderetas.
El Río Mundo
Hasta ahora he mostrado fotos disparando hacia donde no había gente, pero la realidad es ésta que se ve arriba, la ruta del Río Mundo es una romería durante todo el trayecto ¿Quién da la vez?
Un gracioso muñeco de nieve

Para el lunes las lluvias habían barrido la nieve, y los ríos bajaban caudalosos

Me aventuré por mi cuenta a explorar unos farallones calizos, ya que en esta zona hay muchas cuevas, pero desistí pronto, y corrí al refugio de unos huertos en bancales, pues aquello era una auténtica jungla.
Las laderas estaban repobladas con pinos, pero por aquella zona los ejemplares eran aún muy pequeños, de modo que para lo único que te servían era como agarre para aligerar peso y encaramarte por encima de los arbustos espinosos y zarzales sin que te tragaran. Eso cuando había pinos...
Preguntando a un lugareño, me dijo que había muchas cuevas, pero la mayoría muy pequeñas. Me indicó a lo lejos una donde se atrincheraron muchos del pueblo para no ir a la guerra cuando los llamaron a filas. Por lo visto la cueva atraviesa la montaña para salir 4 kilómetros más allá, por el otro lado. También me habló de una sima donde se dice se esconde un tesoro.

Las leyendas más típicas que todo pueblo español con cuevas tiene son estas tres:
1. En la cueva habitaba una mora.
2. En la cueva se esconde un tesoro.
3. La cueva tiene kilómetros de longitud, nunca nadie lo ha comprobado, pero una vez metieron un animal por un lado, y apareció días después tres pueblos más allá.

Hay cuevas que incluso conjugan las tres leyendas. Con lo cual, cuando oigo algo de eso, me permito dudar. En cualquier caso, no tuve ocasión de ir a comprobarlo.

Las sierras del sur de Albacete

8 comentarios:

Ide dijo...

Muy bonitas las fotos.
Una de las cosas envidiables de Francia es que tienen una emisora de radio dedicada 24 horas al estado de las carreteras y la meteorología.

Herel dijo...

También podía haberme informado yo antes de salir, pues el cielo estaba despejado y la nieve que había ya estaba de antes.

Por cierto, el viernes me acordé de esa foto que pusiste de ola de frío en Plougastell, donde aparecías tú o tu mujer envuelto en mil mantas con unos ojillos asomando, clavado en un sofá. Aquí hubo una estampa idéntica.

Vir dijo...

Los paisajes son preciosos pero conducir así no mola, una vez me quedé pillada entre Galicia y León, por el Puerto de Manzanal, fue bastante angustioso porque era imposible seguir y tampoco había dÓnde parar.
Aquí no ha parado de llover, todo el puente lloviendo :-)

Herel dijo...

Pues si no se puede seguir te paras en el sitio, hasta que llegue el quitanieves ¿no?

Trinity dijo...

Me gusta mucho la 1ª foto de los carámbanos y luego las de las cascaditas y el río Mundo (y el muñequito de nieve). Espero que lo pasaras bien, para mí un viaje con esas condiciones meteorológicas sería más bien un suplicio, aunque ya veo por la foto del peregrinaje que la gente no deja de salir por frío ni nieve.

Herel dijo...

Era puente y la gente ya tendría sus reservas ;)
De todas formas, al ser para los municipios de la zona una importante fuente de ingresos el rollo del Río Mundo, los accesos desde Albacete estaban bien limpios. El problema eran las carreteras secundarias, aunque para el domingo la cosa estaba ya bastante mejor.

Vir dijo...

Si solo va un adulto sí pero si van bebés se complica un poco la cosa.

Piedra dijo...

Yo he estado por ahí varias veces, la primera buscando "paz y tranquilidad" no esperaba que fuera tanta gente, pero es bonito. Lo mas sorprendente es el sitio donde acaba el río mundo, desaparece sin mas.