martes, 29 de junio de 2010

Coloreando la Casa de Campo

Desde que me compré la bici salgo siempre que puedo por las tardes a dar una vuelta de entre hora y hora media por la Casa de Campo. Aunque ya se queda pequeña, raro es el día que no descubro un recorrido nuevo, a base de probar cada vez los caminos que me faltan y comprobar desde Google Earth las zonas que me quedan por barrer.

Hay diez tipos de caminos en la Casa de Campo:
1. Carreteras asfaltadas en convivencia con el tráfico. Pasan por el lago, el Parque de Atracciones y el Zoo. Las evito, sobre todo en fín de semana, pues te puedes meter en un follón muy gordo con la de gente y coches que hay.
2. Carreteras asfaltadas cerradas al tráfico (desde hace pocos años, antes estaban abiertas) por las que sólo circulan coches de policía y forestales. Tampoco me gustan mucho porque no paran de darme pasadas los ciclistas de las bicis finitas, y hasta abueletes en mejor forma que yo XD, pero son buenas para coger altura.
3. Pistas anchas de tierra o zahorra compactada en buen estado. Lo mismo, buenas para coger altura pero aburridas, pues sólo hay que pedalear.
4. Pistas anchas de tierra en mal estado, con surcos de escorrentías.
5. Senderos limpios. Son estrechos y discurren entre bosques y dehesas. Son los recorridos más divertidos pues te obligan a estar atento constantemente.
6. Senderos sucios. Son mucho más gozosos que los anteriores, pero hay pocos. Discurren por bosque cerrado y se diferencian de los anteriores en que no hay realmente camino, sino un paso de firme plano entre los árboles alfombrado con hojas de pino muertas. Aquí me tengo que quitar las gafas de sol porque entre la umbría y el suelo oscuro no se ve ni torta.
7. Senderos de enduro "light". Son senderos estrechos y limpios, como el número 5, pero están preparados para hacer cross, con peraltes en curvas cerradas, algún barranco y montículos para dar saltos. Pero nada que ver con los senderos de enduro que hay montados en El Pardo.
En la Casa de Campo no hay circuitos fuertes, aunque sí un pequeño "parque" para hacer acrobacias con "half pipe", y rampas y contrarrampas, todo de tierra, situado en frente del Parque de Atracciones... ¡dónde si no!
8. Cortafuegos. Si ha llovido son auténticos barrizales. Cuando están secos se puede rodar sobre ellos con más esfuerzo que por otro tipo de caminos, ya que tienen profundos surcos. Es como pedalear por un patatal. Son durillos pero tienen la ventaja de que por ahí nunca me he cruzado con nadie. Son firmes incómodos para ciclistas y paseantes.

9. Carril bici. Es un tramo incompleto, casi para salir de la Casa de Campo, conectando con el Anillo Verde ciclista.
10. Marañas de caminos. Caminos que se bifurcan y quiebran sin parar, sin visibilidad pues están rodeados de espesos arbustos. Hay un montón de tíos deambulando por ahí, que algo buscan... Una vez conocidos también los evito pues se rueda fatal y aparece gente por todos lados.

Aunque ya pensaba que sólo me quedaban cortafuegos y trozos de pistas sin mucho interés (porque descienden demasiado rápido pudiendo disfrutar de una alternativa más progresiva y larga por un sendero) hoy he descubierto el segundo sendero de "enduro light", cerca del puente de la Garrapata.
El otro es el tramo final del sendero marcado con puntos azules en los árboles, que incluye un montículo con sorpresita detrás: un charco (la primera vez me lo comí).

Foto aérea coloreada con los tracks del GPS hasta ahora.

1 comentario:

Trini_ty dijo...

Qué maravilla conocer así la Casa de Campo, yo sólo he ido de manera puntual a las zonas típicas cerca del Lago, Parque de atracciones o a la parte que tienen cerrada como una especie de reserva de animales, y por supuesto, jamás he montado en bici por allí :(.

En mis tiempos "mozos", cuando estaba perfectamente de la pierna, seguramente me habría encantado meterme por 5 y 6, lo que llamas senderos limpios y sucios.