lunes, 6 de agosto de 2012

peñedos bajo la niebla

Aguardamos en el coche a que terminara de llover y empezamos a ascender por un barranco ocupado por huertas al principio, y al poco por canchales de granito repoblados con pinos.

Más arriba nos esperaba el techo nuboso en el que nos sumergimos, entrando en un mundo fantasmagórico de siluetas de penedos, rocas caballeras, y esqueletos de árboles arruinados por algún incendio.

Se mantuvo la niebla, que ocasionalmente flojeaba pareciendo que iba a salir el sol, para a continuación cerrarse más aún. Las condiciones eran ideales para caminar, temperatura fresca, a salvo de la solana, y sin cruzarnos con nadie.

Sólo durante el descenso el viento descorrió algunos de los tupidos cortinajes mostrándonos por momentos el paisaje lejano, y hasta alguna cabaña a escasos metros de nuestro camino que había permanecido oculta por la niebla cerrada.













5 comentarios:

Kasandra dijo...

¡Me encantan las fotos!

Hum, de aquí en adelante bautizaré a los penedos como 'peñedos'. XD

El paisaje con niebla le da un aire fantasmagórico de peli de terror o ciencia ficción.

Herel dijo...

Lo busqué en el diccionario, y me salió peñedo, que tiene más sentido.

Kasandra dijo...

Bueno, yo me refería a 'penedo' que es como se llaman aquí a las rocas aisladas. Es una palabra gallega.

He mirado en la RAE y efectivamente existe 'peñedo'. No conocía esta palabra, por eso supuse que te habías confundido.

Trinity dijo...

Mejor no os digo lo que pensé cuando leí penedo... XD
A a mí también me sale de forma más natural "peñedo".

No me cuadra en esta época tanta niebla, la asocio a invierno. Me he quedado prendada de la 6ª foto con flores, es el típico paisaje de El Señor de los Anillos, donde vivían los hobbits, da la sensación qde ue va a aparecer un elemental :)

Herel dijo...

Por la zona Cantábrica no es extraño que amanezca con nieblas en cualquier época del año, pero que persista toda la tarde en pleno Agosto, pues sí que fue una suerte.