sábado, 7 de julio de 2012

El árbol


En lugar de recortar en lo improductivo, en el derroche, en lo ilegítimo, en los corruptos... se está recortando en los servicios sociales y en los trabajadores productivos, exprimiémndoles cada vez más en un atraco sólo legitimado por provenir del gobierno, que como se suele decir, es la única mafia con beneplácito legal para robar y usar la violencia.
Queda en evidencia de nuevo, que cada vez menos pagamos impuestos para recibir unos servicios, y más los pagamos para financiar a las clases sociales exprimidoras, que se nutren de tributos y subvenciones, sin devolver un servicio a la sociedad que valga lo que vacían de la hucha común.

4 comentarios:

Kasandra dijo...

Existe una tendencia generalizada a atacar a lo superficial, a lo más visible, a lo que parece que nos afecta más de cerca... y casi siempre nos olvidamos de la raíz o de las capas más profundas; ésas que no se ven, pero que son las realmente dañinas. Aunque resulte obvio, solemos olvidarnos (o saltarnos) esta regla.

Piedra dijo...

La pena es ver la reacción de las raíces, haciendo caso.

Herel dijo...

Kasandra, en esta metáfora lo que se quiere significar es que en lugar de recortar en lo improductivo, en el derroche, en lo ilegítimo, en los corruptos... se está recortando en los servicios sociales y en los trabajadores productivos, exprimiémndoles cada vez más en un atraco sólo legitimado por provenir del gobierno, que como se suele decir, es la única mafia con beneplácito legal para robar y usar la violencia.

Queda evidente pues, que cada vez menos pagamos impuestos para recibir unos servicios, y más los pagamos para financiar a las clases sociales exprimidoras, que se nutren de tributos y subvenciones, sin devolver un servicio a la sociedad que valga lo que se han llevado de la hucha común.

Pagamos al ladrón para que éste pague a su banda y nos pueda seguir robando. Y el ladrón pone las reglas, y las llama leyes.

Trinity dijo...

Las raíces deberían salir un poco a la superficie y colgar de las ramas de los árboles a las "alimañas".