viernes, 25 de mayo de 2012

La hinchada bilbaina en Madrid

En las horas previas al partido el ambiente que había me recordó a cuando España "La Roja" ganó el Mundial, sólo que esta vez el desfile era de rojiblancos del Athletic de Bilbao, cantando cosas como la famosa canción del Loro Lolo "Loro Lolo Lolo Loro Lolo...", "A la bin, a la ban, a la bin bom ban..." pareados como "Ni Barça ni Madríd: ATH-LE-TIC", o eslóganes reciclados como "¡A por ellos O-E!".

Gran parte de los que no fueron al estadio se congregaron en Príncipe Pío, donde desde hace días les tenían montado el chiringuito. (A los del Barça se lo montaron en otro lado)

Puente del Rey

Gran carpa montada en la Explanada de Puente del rey

En la entrada de la Casa de Campo también había mogollón


Y fuera del mogollón, los restos...
...del botellón.
Una cosa me llamó poderosamente la atención: la inmensa mayoría de las camisetas que llevaban los aficionados bilbainos no tenían a la espalda ni el nombre ni el número de nadie, de ningún futbolista, estaban en blanco. No soy futbolero, pero me parece que no es lo habitual.

Actualizo a Lunes 28 de Mayo.
Ya han terminado de desmontar los escenarios y de recoger toda la basura... pero toda la extensión de granito de la zona de Puente del Rey está llena de manchurrones apestosos y muy olorosos de vino rancio. A ver lo que tarda en desaparecer esa guarrería...

4 comentarios:

Ada dijo...

Juas, flipo, ¡menudo tinglao y qué de gente! :O

Piedra dijo...

Ruido, borracheras, drogas, basura, destrozos...
Pan y circo, que viva la fiesta, mientras estén ahí no dan por culo pidiendo sueldos dignos ni pidiendo responsabilidades.

-¿Hubo antidisturbios apaleando a alguno de estos descerebrados?
-No, por supuesto, estos no les molestan.

Herel dijo...

Bueno, en este caso creo que no ha habido ningún problema reseñable.
Borracheras y basura por supuesto, es lo que tiene que se junten miles de personas de fiesta.

Pero es inevitable comparar lo que ocurría en toda España el año pasado por estas fechas. Y en concreto en Madrid, tal día como ese Viernes, La Puerta del Sol estaría a reventar de gente cantando "que no nos representan".
Este año el intento de resucitar tal muchedumbre ha fracasado, y las multitudes estaban abajo, en el río, cantando por el fútbol.

Y no faltaban los infiltrados tratando de aprovechar la capacidad de congregación del evento para vender su moto particular, exactamente igual que ocurría en el 15-M.

Herel dijo...

Rectifico mi respuesta, sí que han dejado a mi juicio un destrozo: los pavimentos de granito tintados y enguarrados, y apestando a vino.