martes, 4 de abril de 2006

footing- pieseo


Estos días estoy saliendo a correr, y además por un circuito nuevo del que frecuentaba. Debido a las obras de la M-30 que nos tienen sitiados, que donde no han tomado los corredores "verdes" de mi barrio han aumentado el tráfico de vehículos y personas, me he buscado otra pista más urbana que de momento está tranquila, porque no me gusta correr con agobios y un aire cargado de humo y ruidos.
Hoy hacía un día perfecto, temperatura perfecta, sol y viento (bueno, sin la polución de la ciudad sería "pluscuamperfecto"). Cuando voy corriendo me canso menos si me pierdo pensando en otras cosas, pongo el cuerpo en modo automático de carrera y ya se encarga él solito de llevar el ritmo y sortear los obstáculos. Cuanto menos piensas que corres, en cómo debes dar cada uno de los pasos... más óptimo es el consumo de energía. Creo que ciertas cosas hay que dejárselas al cerebro primitivo, al instinto, que es como un empleado que trabaja mejor si el jefe no está encima de él. Y además, así el jefe se queda libre para hacer otras cosas: basta con darle al cerebro primitivo unas directrices iniciales que quieres que cumpla en la carrera, y luego te puedes desentender.

Hay un grupito de cubos de basura que siempre me los encuentro en mi camino, sobresalientes, desafiantes, a veces puestos en línea, a veces puestos en coro, a veces hay uno separado de los demás... y me entran unas ganas de saltar por encima de ellos...
Me acuerdo de uno de los momentos que más me impresionan al montar en un avión: el despegue. El avión rueda cansinamente hasta que se sitúa en la cabeza de la pista (ésta fase es un poco desesperante, sobre todo si el aeropuerto es grande y el rodeo que da el avión empieza a hacerse eterno); y entonces comienza a coger velocidad, ¿ha cuánto llega? a 100... a 140 kilómetros por hora...; y por fín llega el momento de subidón en el que se encienden los reactores a la máxima potencia y la velocidad se dispara... a 800 kilómetros por hora despegaba el extinto Concorde, el paisaje se escurre a través de la ventanilla como una gota de agua que cuelga de la punta de una hoja cuando la tocas con tu dedo; y las ruedas se convierten en apoyos cargaderos, y no ruedan sino que son forzadas a rodar sobre el suelo, hasta que se despegan de él y quedan muertas y son enterradas en la panza; el aparato levita separándose cada vez más de la pista para ser catapultado hacia los cielos; y cuando ya estás lejos del suelo, el avión parece haberse detenido, parece flotar ingrávida y lentamente. Se acabó la fuerza.

Así debería propulsarme para saltar todos esos cubos de basura, alcanzando una velocidad a la que mis piernas no podrían "rodar", luego iría patinando sobre el suelo, sobre el aire, sobre la espuma de la cresta de una ola, y en el momento preciso... ¡halehop!, ascensión, desplazamiento levitante a dos metros sobre el suelo... y aterrizaje patinando nuevamente, porque mis piernas parecerían un dibujo animado si tuvieran que oscilar para la velocidad de aterrizaje. El aterrizaje sería un aterrizaje de esquí; caída deslizante y derrape de freno clavando suela... sobre la misma ola hetérea en la que flotaba en el despegue.

Si no fuera un cubo, sino un seto, sí que me atrevería a saltarlo (pero sólo uno).

9 comentarios:

GOZADOR dijo...

Hola: Tu blog ha sido escogido para ser agregado al directorio de blogs en español...

http://directorioblog.blogspot.com

Si quieres sugerir algún otro o no quieres aparecer en él, déjalo en los comentarios.-


Saludos

aiyana dijo...

Todo es intentarlo, pero mejor que sean cubos de basura de esos pequeñitos de IKEA... yo de pequeña en la playa me empeñaba en ir nadando hasta la raya, bueno y no tan pequeña.

Herel dijo...

¿y qué es la raya?

Treiral_ dijo...

A mi tambien me ha dejado con la intriga de que es la raya XD En las palmas, a unos 50 metros nadando tenemos la barra, una formacion natural que impide que las olas grandes y los animales marinos mas grandes lleguen a la costa XD

Yo le doy mas al parkour que al footing, asi que mis saltos los tengo prácticamente garantizados =P

aiyana dijo...

Pues la raya del mar es el horizonte donde se junta el cielo y la tierra.... que pasa que no fuisteís ese día a clase?...;)

Herel dijo...

¡Anda, Treiral!, así por parkour no me sonaba nada, pero gracias al sabio Google* ya sé lo que es... que ya lo sabía pero no que se llamaba así. La verdad es que no te imaginaba yo aficionado a eso, ¿por qué no pones unas cuantas fotos en plena acción en tu álbum?
*(http://es.wikipedia.org/wiki/Parkour)

Aiyana, pues no, la primera vez que veo llamar al horizonte la raya, debe de ser una metáfora infantil. Como cuando caes en la cuenta de que la Luna te está siguiendo.

Treiral_ dijo...

Oh Dios Mio!! A vosotros tambien os sigue la Luna?? Debemos tener algo mas en común de lo que pensaba!! debe formar parte de su PLAN... >_>

Es que no tengo fotos haciendo parkour.. tengo fotos haciendo el idiota, el chiflao, el tarado... pero no haciendo parkour =P De todas formas yo le doy mas al parkour pasivo. ¿Has visto los videos de parkour que siempre van corriendo? Yo corro lo necesario, para coger impulso, el resto del tiempo caminando XDDD

Trataré que la proxima vez alguien me saque una foto para subirla ;P
Por cierto, yo al horizonte siempre lo he llamado horizonte... >.>

Otratazadecafe dijo...

Me encantaría tener la suficiente fuerza de voluntad como para ir a a hacer footing aunque fuese de vez en cuando.
La verdad es que con la llegada del buen tiempo ganas me entran, pero ya me conozco! Luego voy dos veces y a la tercera lo dejo para un "mañana" que se traduce en "la próxima vez que me de por intentarlo".

La última vez que intenté un salto imposible fue de una piedra a otra en un río y acabé con el agua helada hasta la cintura, jiji.

Herel dijo...

Otrataza, la próxima vez tocas primero la piedra con un palo, a ver si se mueve :), aunque ya de por sí las piedras de río suelen ser muy muy resvaladizas.
Treiral, hombre, tampoco creo que sea necesario ir todo el rato corriendo ¿no?, lo suyo es hacer como haces tú no sea que cuando vayas a dar el gran salto estés reventao trás llevar media hora corriendo y no te lleguen las fuerzas, y en lugar de saltar el banco ... te sientes.