lunes, 3 de septiembre de 2012

La Tercera Ola

Ante la incredulidad de que un régimen fascista dictatorial similar al nazismo fuera posible en "nuestros días", un profesor californiano, Ron Jones, decidió en 1967 convencer a sus alumnos de lo contrario mediante un experimento en el que ellos mismos fueran el conejillo de indias.

Comenzó con la aplicación progresiva en las clases de ciertas normas de disciplina y el inicio de un movimiento llamado "La Tercera Ola", en el que sus miembros contarían con saludo, un carnet y símbolos propios.
Instruyó a sus alumnos sobre cómo iniciar a nuevos miembros, y les asignó tareas, como el control del acceso al aula de alumnos ajenos al movimiento.
En tres días había creado una base de seguidores con un sentimiento de superioridad sobre los que no pertenecían al grupo, y a la vez policías del cumplimiento de las normas impuestas por el líder.
El cuarto día, Ron decidió terminar con el experimento, congregando a todos los miembros de La Tercera Ola para un supuesto discurso de expansión del movimiento a nivel nacional, que en cambio consistió en un anuncio de la disolución del movimiento y la proyección de una película sobre el nazismo.

En 2008, se estrena la película La Ola (Die Welle), basada en el citado experimento.

La película refleja perfectamente los procesos psicológicos involucrados en un movimiento de ese tipo. La cesión de la individualidad a cambio de la protección del grupo, y a la vez el respeto a las normas del grupo por temor a la agresión de éste sobre el individualista o el "outsider".
Aparece un personaje en concreto, un alumno excluído social, que gracias a La Ola, se siente por primera vez en su vida plenamente aceptado por una tribu, lo que le llevará a convertirse en el perro más fiel y el más fiero defensor del movimiento y de su líder, llegando a estar dispuesto a todo.

Podéis ver la peli aquí, mientras no la borren.

2 comentarios:

Piedra dijo...

LA vi en su día y me gustó, se muestra bastante bien como se desarrolla todo el proceso.
El experimento, es de temática similar y también basada en la realidad.
Somos mucho más manipulables de lo que pensamos. A ver si con estas cosas entendemos que de igual modo, nos controlan y dirigen de forma cada vez menos sutil.

Kasandra dijo...

Vi esta peli hace tiempo y también me había gustado, sobre todo porque refleja muy bien el deseo de pertenencia a un grupo o una tribu, en el que los integrantes del mismo inculcan a sus miembros unos valores, normas, creencias y actitudes, a cambio de la aceptación, protección , estima y sentimiento de unión del grupo.