lunes, 12 de septiembre de 2011

Replicadores

8 comentarios:

humo dijo...

Ay, Herel,
si alguien fuera capaz de reconocer que sólo repite una opinión muy extendida por ahí como si fuera suya...

Herel dijo...

Bueno, por ahí se empieza "Dicen los periódicos, dicen los expertos, dice todo el mundo..."
Y al final se vuelve cierto que lo dice todo el mundo. Y pensarlo es el resultado último de la repetición.

De todas formas nuestras ideas provienen de la combinación de otras ideas, pero un problema pueden ser las fuentes y la falta de combinación con ideas complementarias.

Linuxica dijo...

Es que realmente la palabra no sería pensar, para implicarse por completo en aquello que pensamos hay que aclarar conceptos y decir cosas como...
"He deducido..."
"He llegado a la conclusión..."
"Me he dado cuenta..."
XDDD
Muy buena la viñeta Herel. :D

Linuxica dijo...

Bueno, la mayoría de cosas que pensamos o creemos son un acto de pura fe, sean de naturaleza ideológica o científica.
Las cosas que pensamos por experiencia o por deducción son las menos.
Muy buena viñeta Herel. :)

Piedra dijo...

A veces se aceptan mejor esas ideas de otros porque ya se conocían, pero una original, es difícil de aceptar quizás porque no tenemos una respuesta preconcebida para ella.

Herel dijo...

Sí, se aceptan mejor las ideas que ya han sido introducidas -presentadas- previamente por repetición o encapsuladas dentro de un "argumento de autoridad" (en este caso lo que ha sido introducido previamente dentro de nosotros es la autoridad de esa persona o de su cargo).

Lenina Libre dijo...

Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad... tipico
Si, muchos confunden el pesamiento propio con la repeticion de los pensamientos de otro.

Una historia:

- ¿Sábes, Sócrates, lo que acabo de oír de uno de tus discípulos?

- Lo ignoro, sin embargo, antes de que me informes, me gustaría preguntarte: ¿Estas completamente seguro de que lo que me vas a contar es cierto?

- Bueno, me lo acaban de contar, no se hasta que punto...

- Es decir que no sabes si es cierto o no. Bien, y contestame, ¿es bueno eso que me quieres contar?

- No, Sócrates, bueno no es, más bien al contrario.

- Por último, ¿me servirá para algo esa información?

- Creo que no mucho...

- ¿Entonces, muchacho, para que quieres que sepa algo que posiblemente no sea cierto, no sea bueno y no me va a resultar útil?

Herel dijo...

Je, y al día siguiente podría ir alguien por ahí propagando el chisme, reforzada su credibilidad en base a que lo ha oído de varias fuentes... todas originarias de una única fuente dudosa.