domingo, 23 de enero de 2011

El cartero no tenía la culpa

Cuando la semana pasada escuché esta canción en Radio Círculo de Bellas Artes, me llamó la atención una cosa.
Parecía que el cantante estaba haciendo el tonto - y me vino a la cabeza Pablo Carbonell - cantando lloriqueante y lastimoso. La misma letra y hasta la instrumentación tienen ese aire de histrionismo posmoderno, lírica dadaista, estética mitómana... Aura de "grupo diferente que suena en Radio-3".
Se llaman Manos de Topo. Y he aquí el vídeo:

Es gracioso ¿eh?

Otras canciones, nada que ver en estilo:

3 comentarios:

Piedra dijo...

...Diferente

Xavi C. dijo...

Odio a Manos de Topo con todas las fuerzas de mi ser. Los ví en un concierto aquí en BCN y sentí vergüenza ajena. Modernos de Radio 3 es quedarse muy corto. ¡Por diossss!

Pepe Deapié dijo...

Tiene su gracia.

Este tipo de cosas me gustaba allá por los 80. Recuerdo a Golpes bajos, Toreros muertos, Siniestro total, etc.

Es una especie de canción-performance. Me acuerdo de Germán Copini, el de Golpes bajos, no recuerdo si con el grupo o en solitario, cantando "Come prima". Tenía su punto.