sábado, 15 de enero de 2011

Carril bici de Colmenar

Me llamó ayer L. para contarme que por fín se había comprado la bici, así que quedamos hoy para hacer una ruta por el carril bici de Colmenar Viejo.

Tomamos por el Anillo Norte hasta el carril de Colmenar, que abandonamos a la altura de Tres Cantos, al ver una entrada hacia el Parque de la Cuenca Media del Manzanares, por una zona por la que no había estado antes.
Tras una larga bajada, durante la cual ambos estábamos pensando lo mismo "luego hay que subirla", optamos por tratar de llegar directamente a Colmenar Viejo, que se divisaba a lo lejos, por aquellos caminos en lugar de regresar al carril bici.

En un punto, dejamos el camino descendente y tomamos otro que se dirigía en la dirección de nuestro destino, y que resultó ser el GR-124. Durante los primeros tramos discurría en paralelo a un arroyo, cambiando de lado cada dos por tres. Sólo hubo uno o dos puentes, el resto de los pasos consistían en un recuenco hormigonado en el lecho del río para permitir el paso de vehículos, y una hilera de bloques de granito -a modo de almenas- para el cruce de la gente, poniendo los pies de piedra en piedra.
El primero lo pasamos por las piedrecitas, el resto metiendo la bici en el agua. Era cuestión de entrar despacio para no calarse con los salpicones, y dar pedaladas cortas con los ejes en horizontal para no meter los pies en el agua en el caso de que la bici no fuera a llegar al otro lado.
Luego el camino se separó del arroyo y discurría entre montes vallados y prácticamente pelados, con fincas ganaderas, naves y cotos de caza, subiendo y bajando.

Antes de llegar a Colmenar L. se quería dar la vuelta pues estaba agotado. Al final aguantó a su ritmo hasta que volvimos a pasar por Tres Cantos por el carril bici, donde tomó el tren de Cercanías. Tras dejarle frente a la estación regresé solo en la bici el resto que quedaba.

En total 79.5 kilómetros, L. se quedó en 49. La parte más dura fue la de Colmenar con bastantes subibajas por los montes.
Colmenar Viejo a lo lejos

Paso del Arroyo Tejada andando por los bloques de granito

Cruzando el Arroyo tejada con la bici

El camino estaba lleno de charcos, aunque afortunadamente esta tierra no hace demasiado barro

Acercándonos a Colmenar, el camino discurre entre fincas privadas

A las afueras de Colmenar, con Madrid en el horizonte

Bonito estanque en Colmenar, junto a la M-607

Regresando por el carril bici.

8 comentarios:

Toni dijo...

Pues si, más vale que tu amigo se ponga las pilas...y que no lea tu blog. Porque si lee el post, no creo que quiera hacer de coche escoba otro dia...jeje.
Bonitas fotos!

Salu2

Herel dijo...

Sí lo va a leer, de todas formas he editado la entrada porque no debo hablar demasiado de otras personas en un sitio como éste.

Anónimo dijo...

Sí, mejor que su amigo no lea este post porque dejaría de serlo.

Herel dijo...

Por cierto, yo no en ningún momento he dicho que sea mi amigo. Podría ser mi enemigo.

Eynar Oxartum dijo...

Gracias por la entrada, fíjate que usando este carril bici dos veces al día de lunes a viernes... nunca me he metido por el camino de tierra. Habrá que cambiar eso, digo yo ;)

neko dijo...

Lástima no poder tomar la ruta como recomendación! pero vamos, que no tiene mala pinta.

Herel dijo...

Lo único es que es larga, pero es para todos los públicos, echándole tiempo.

Kasandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.