jueves, 29 de julio de 2010

De pinchazos

El martes fui a coger la bici tras cuatro días sin usarla, y al poco de salir me dí cuenta de que la rueda trasera andaba fofa.
La inflé, y como parecía que se mantenia... y no me apetecía meterme en el fregao de cambiar la trasera, me fuí a dar la vuelta.
Me aguantó perfectamente una vuelta de hora y media.

Al día siguiente seguía hinchada, pefecta, de modo que salí de nuevo. Pero a las dos horas de pronto se desinfló notablemente. Ésta vez sí que se escuchaba un pequeño "fshhh" de que estaba perdiendo aire.
La inflé y seguí hasta detenerme en una fuente, donde revisé mejor la rueda de atrás. Localicé los pinchos que tenía clavados y los extraje. Y al hacerlo el "fshhh" se transformó en un "FSHHH". Vamos, que empezó a salir más aire aún.
Tuve que regresar a toda hostia y parando cada tanto a rehinflar.

Hoy cambié la cámara, y me aseguré de que no quedaran restos de pinchos en la cubierta, por dentro y por fuera. Pues a los 45 mintutos vuelvo a notar la rueda de atrás fofa y el "fshhh". Otra vez pinchada, y con el mismo tipo de espinas.
Sólo que ésta vez no las extraje, para evitar que saliera más aire aún.
Mismo proceso que el otro día, corriendo pa' casa y parando cada tanto a rehinflar.

Cuando llegué me puse a sacar todos los pinchos, y de paso le eché un vistazo a la rueda delantera que en principio no me había dado problemas. En ella encontré más pinchos, y según los fuí sacando empezó a salir aire.

Conclusión: los mismos pinchos que te pinchan la rueda tapan el agujero que han hecho, y así la rueda aguanta... hasta que en algún movimiento se aflojen y dejen hueco para la salida del aire.

A partir de ahora voy a poner Slime, que es una especie de moco verde que va dentro de la cámara de aire, que autorrepara los pinchazos.

Otra opción es el "Tubeless", que aguanta todo tipo de pinchazos, incluso clavos metidos a golpe de martillo según las demostraciones del producto. El problema es el precio, y para los tiquismiquis el aumento de peso que supone.

También están las bandas protectoras que se colocan entre la cámara y la cubierta, haciendo de pared para frenar muchas de las puntas. Su único problema es también el ligero aumento de peso y que se terminan moviendo dejando la cámara desprotegida.

Tampoco estoy muy informado, sólo conozco estos sistemas por encima. Pero tendré que usar alguno de ellos porque estoy viendo que los pinchos están a la orden del día en el tipo de rutas por las que me gusta ir, y hasta ahora había tenido mucha suerte.

6 comentarios:

Vir dijo...

Te iba a decir precisamente lo que escribes al final, que vaya suerte has tenido si no te ha pasado hasta ahora.
Pues vaya peazo de pinchos no? porque las rudas son duras supongo, un saludo.

Herel dijo...

Eran pinchos verdecillos y pequeños, pero lo suficiente como para atravesar la cubierta y pinchar la cámara.

Toni dijo...

No me extraña que la etiqueta del post sea "malaleche"...
Hay un spray que lleva un producto que sella el pinchazo por dentro. Lo ví en ún gran almacén y estuve tentado...
Ahora ya lo tengo claro, no tengo ganas de escribir un post como el tuyo...jeje.

Salu2

Herel dijo...

Supongo que será lo mismo que el moco verde, y te obliga a desmontar la rueda.

Trini_ty dijo...

Nosotros a esos pinchos les llamamos "gatillas", creo recordar, y si pinchan las bicis de montaña, ya la mía que tiene cubierta de paseo, ni te cuento.

Como te dice Tony, creo que de las opciones que cuentas, la más efectiva y quizás menos engorrosa, sea la del "moco verde".

Herel dijo...

¿Gatillas porque son como garras de gatillo? ;D
Son como de zarza o rosal con la base gorda -que es el circulito que ves en la cubierta- y en forma de gancho.

Pues sí, las cámaras con moco son una buena solución.