lunes, 12 de julio de 2010

Celebración de España

A las 7 de la tarde llegué con la bici al paso de Príncipe Pío hacia la Casa de Campo, ya me imaginaba que iba a estar cortado, pero es que también quería cotillear.
Lo que había al otro lado del río -y lo que se adivinaba por las calles- era tremendo. Nunca he visto tantas camisetas ni banderas de España juntas.

Los días previos habían montado un chiriguito de tamaño considerable para celebrar la victoria (o la segunda posición) de España en el mundial.

Música, cánticos, ovaciones, los chacarrillos de Pepe Reina "Camarero, se van sin pagar!!! A por ellos OEEEE, a por ellos EOEEE!!!", "Ya vienen los Reyes Magos caminito de Belén, olá olé Holanda, oé, Holanda ya se fue", y el estribillo del verano "Yo soy español español español", que es lo que más se oye por aquí, a todas horas. Apenas ha parado desde ayer, y mi hamster entre el calor y el jaleo está que se pega un tiro.

Es alucinante porque sales a la calle y está todo el mundo con los colores de la bandera española, algunos coches con banderitas en la antena... incluso las lecheras de la policía.
Y cuando te metes en el fregao, ya no son sólo camisetas ¡es que la gente lleva el kit completo! pareos, palitroques inchables, gorras, banderas XXL.

Pues eso, tras regresar de la vuelta en bici, me fuí para allá de peatón para cotillear más, y en ciertos puntos ya era difícil avanzar de la avalancha de gente que llegaba desde Plaza de España para congregarse en las inmediaciones del río Manzanares. Para regresar lo tuve más fácil, al ser residente, la poli me dejó pasar por una zona acordonada evitando así el mogollón.

Te guste o no el fútbol, estos acontecimientos humanos no son para perdérselos.
Contemplar a una multitud actuando como un solo organismo siempre impresiona, y militarmente es una bien conocida demostración de fuerza.

A las 7 de la tarde pegaba el sol cosa fina, y de ahí las mangueras regando a la gente.

No paraba de llegar gente y cada vez estaba todo más petao.

Así estaba la ribera del río Manzanares.







La Puerta de San Vicente también estaba tomada por la gente.


Alguno se caerá....

Vicente va donde va la gente, pero en este caso la gente va donde San Vicente.


Ya de noche, cuando llegaron los jugadores. El escenario principal estaba en el lado Oeste del río, y la mayor parte de la gente en el Este, y es que si te ponías en el lado del escenario no veías un carajo, pero al menos había más hueco.

5 comentarios:

Vir dijo...

Ha debido ser impresionante la celebración, en la tele creo que lo están echando ahora pero yo estoy viendo una peli tailandesa que me tiene con la boca abierta.
Hoy me contaba mi hermano que fue al paro temprano y había cola enlos kioscos por la camiseta que da un periódico deportivo.
Me emocionó ver a la familia de Iniesta celebrar el gol, me gusta la gente humilde y ellos mira que tendrán millones y siguen igual de campechanos.

Herel dijo...

Los que vendían camisetas y banderas deben haber hecho el agosto ;)

Vir dijo...

ostras sobre todo las banderas!
He visto hasta pendientes, incluso pasteles al lado de mi casa y los palillos estos que se ponen encima de las copas de helado de adorno, jaja una pasadaaa, y niñas con pompones por la calle.
La verdad que sí que han hecho el agosto y lo que les queda a los de las camisetas, que adidas va a sacar un modelo exclusivo del mundial que como sea como la del centenario del betis que me costó 90 euros pues calculando se llevan unos cuantos cientos de millones.

Herel dijo...

Pues del mundial creo que la noche anterior se puso el punto final a la euforia y al merchandising.
Ahora toca vender las camisetas de la liga.

Trini_ty dijo...

Buenísimas tus fotos, Herel, y la crónica, un privilegio vivirla en primera persona, será algo para contar a tus nietos :D