domingo, 16 de abril de 2017

El Imperio Otomangina

La siguiente lista de reproducción consta de 11 vídeos de los cuales os podéis saltar el primero y los dos últimos si queréis ahorraros tiempo, ya que son redundantes respecto al contenido principal que narran los restantes.

1. la Princesa y el Caballo de Tiro
2. Como Sally Destruye a Sue
3. Como Sally Destruye a Stu
4. El Imperio Otomano: Cuando Los Esclavos Gobiernan
5. Juguemos a Sally Dice
6. Tropos de la Narrativa de Amenaza
7. Narrativa de Amenaza: Stu es Útil para Sally
8. El Punto Dulce de la Esclavitud
9. Sacándose la Piel de Esclavo
10. Misógino, la nueva palabra con N
11. Poniendo a nuestros hijos en la mira por nuestras hijas.

Estos vídeos hablan del sistema de esclavitud más perfecto, aquel en el que el esclavo es desposeído de todo valor propio y recibe el valor en función de lo útil que es al amo.
Aquí, el esclavo es más poderoso que el amo, es necesario que el amo aparezca siempre como más vulnerable, y son otros esclavos los que se encargan de reprimir y castigar al esclavo que deja de servir (ser útil) al amo, se rebela, u osa plantear un debate sobre la realidad.

El Imperio Otomano sirve como ejemplo base para explicar esta teoría.
En un momento dado, el sultán de turno, musulmán, para protegerse de las conspiraciones de sus compatriotas nobles e iguales, crea un cuerpo de soldados constituído por extranjeros (inspirándose quizá en precedentes históricos similares), los jenízaros, que se nutrirá de hijos de esclavos cristianos arrebatados a sus padres, reeducados y reconvertidos al islam.
Los jenízaros llegaron a tener tanto poder que no sólo eran el ejército, sino que desempeñaban otros cargos y profesiones vitales para el mantenimiento del imperio. Fácilmente podrían haber acabado con el sultanato y establecer su propio régimen, ya que se bastaban por ellos solos.

Pero no lo hicieron. Ya que vivían en una especie de vergüenza y desvaloración por su origen que sólo podía ser suplida mediante la demostración de valor y utilidad hacia -paradógicamente- los culpables de su situación.

Si habéis visto la tan exitosa serie Juego de Tronos (Game of Manginas), podréis reconocer esta moral servil de supeditar el valor de la propia vida al servicio de un amo en los diversos pagafantas "white knights" como Sir Jorah Mormont o Samwell Tarly, y más gráficamente en los Inmaculados, tropas de élite seguramente inspiradas en los jenízaros o ejércitos similares de la antigüedad.


El propio entrenamiento de cualquier cuerpo militar es en sí un adiestramiento en la obediencia y el sacrificio. Aprovechando el impulso natural de protección a la infancia -a lo vulnerable- de los hombres, se inculca en las tropas un ideal de protección hacia algo puro y vulnerable: la patria, el rey, la dama, la Virgen de los Sollozos.

En el caso que tratamos, la vuelta de tuerca es que el adiestramiento viene desde la infancia y al servicio de sus enemigos.
Imaginad qué ocurriría si encontraseis a una perra con sus pequeños cachorros, mataseis a la perra y adoptaseis a los cachorros educándolos vosotros mismos: que en unos años tendrías una horda de canes fieles e incondicionales, pendientes de vuestra aprobación.

Los jenízaros sirven de ejemplo para representar al género masculino y especialmente a los manginas, que buscan su valor sirviendo a la mujer. El que deja de ser útil a la mujer es despedazado por la sociedad, es desechable.
El Estado con su legislación hembrista por ejemplo se encarga de saquear al hombre que se divorcia para darle utilidad a la mujer aun después de haberse roto la relación. También se puede ver aquí el origen de leyes y episodios donde pese a la falta de pruebas o la existencia de pruebas en contra de la mujer, se obvia todo para complacer a la hembrirula de turno en su denuncia falsa, porque la sociedad mangina no tiene reparos en sacrificar a cualquier hombre que sea señalado por cualquier mujer como no útil para ella. Y a la vez, los manginas que arremeten contra ese hombre inocente ganan sus puntos de valor, como esclavos que son, sirviendo a una hembrirula.

Se menciona en uno de los vídeos de la lista un artículo de una feminista sobre la guerra de la antigua Yugoslavia.
En 1995 se produjo una matanza en Srebrenica en la que los serbobosnios asesinaron principalmente a 8000 niños y hombres musulmanes, mientras que perdonaron a las mujeres.
Esta autora feminista analiza este episodio bajo la premisa de los crímenes de guerra cometidos contra las mujeres por el hecho de ser mujeres. Pese a que en este caso se sacrificó a los varones por el hecho de ser varones, para esta hembrirula el dato que puede concluirse de todo esto es que se trató de un caso de violencia de género contra las mujeres ya que, privadas de sus hombres, se vieron privadas de las fuentes de ingresos que estos aportaban o quedaron a cargo de empresas que no podían mantener por ellas mismas.
Se ignora claramente el perjuicio de los hombres, y sólo se tiene en cuenta el perjuicio de las mujeres, que han perdido la utilidad de sus esclavos.

Hay una imagen sarcástica por ahí que dice algo así: "Cómo convertir el hecho de que 3 de cada cuatro sintecho sean hombres en una reivindicación feminista. Fácil: UNO DE CADA CUATRO SIN TECHO SON MUJERES".
 
Como otro ejemplo de esto recuerdo el caso de un hombre encarcelado durante años por una acusación falsa de violación en Estados Unidos. Tras demostrarse su inocencia y salir de la cárcel, los medios americanos le dedican una escasa aparición en la que básicamente sale diciendo que quiere comerse una hamburguesa y rápidamente el protagonismo lo copa la principal víctima de todo esto para una sociedad compuesta mayoritariamente por hembrirulas y manginas: su hija, rodeada de medios, quejándose porque le han privado de su padre durante todos estos años y ha pasado dificultades. Traducido: le han privado de su esclavo proveedor-protector ¡qué injusticia!

Pensad quién es más fuerte en estas situaciones:
¿Un hombre fuerte o un grupo de tres hombres fuertes?
¿Un hombre fuerte o un hombre escuálido?

¿Y si os digo que ese hombre fuerte considera deshonorable agredir al hombre escuálido pero no al revés?
¿y si os digo que basta una sola queja de ese hombre escuálido para que aparezcan los otros tres hombres fuertes de antes y, sin cuestionar nada, le revienten a hostias al primer hombre fuerte?
¿Quién es el más fuerte?
¿Quién es el verdugo aquí?

La mentalidad del esclavo es lo que tiene. No hay perro más rabioso contra un esclavo que quiere liberarse que otro esclavo que no tiene el valor de liberarse y persiste en la inercia de autovalorarse por su utilidad al amo.

Esto es sólo una síntesis que quizá suene un tanto extraña. Recomiendo visualizar los diversos vídeos de la lista por orden. Merecen la pena.

No hay comentarios: