sábado, 5 de enero de 2013

Por Peñalara

Subí con A. entre semana a "ver la nieve", a Peñalara, y como era de esperar estaba petado de gente. Fuimos en procesión prácticamente hasta la Laguna de los Pájaros.
Luego, regresando por la umbría segoviana hacia Peñalara encontramos menos gente, también debido que salimos algo tarde y los montañeros prudentes y madrugadores ya estarían en retirada.
En la cima de Peñalara nos juntamos los últimos rezagados, con el tiempo justo para descender sin contratiempos hasta el aparcamiento poco antes de que empezara a oscurecer.


La laguna grande, la principal meca de los visitantes, junto con la cima.

A lo lejos la estación de Navacerrada

La placa de nieve helada, que cubre una de las lagunas, fracturándose por los bordes.

Paisaje marciano en blanco

Precipitaciones de nieve helada. Al igual que en las cuevas, podían observarse además estalactitas, columnas, coladas...

Aquí parece que el hielo actuó como un escoplo

Por esta zona apareció un topillo nival jugando al escondite entre los bloques

Rocas "glaseadas"

Había "cabelleras" de nieve helada por doquier, indicando la dirección hacia la que sopló el vendaval blanco. El más mínimo obstáculo, una brizna de hierba, servía de base para la formación de uno de estos brazos


2 comentarios:

Kasandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ide dijo...

Saludos, Herel, por si no te has fijado en la lista de blogs, que sepas que estoy de vuelta :)