lunes, 21 de marzo de 2011

libro electrónico

Hace unas semanas me compré por fin un lector de "e-libros". Una compra postpuesta varias veces por mis diversas dudas sobre el funcionamiento y las posibles limitaciones.

No leo regularmente, pero hay temporadas que me entra la fiebre berserker de lectura y no paro, y tal era el caso, de modo que ha sido una buena compra.

Las pegas son la escasez de tipos de fuentes para elegir; la imposibilidad de ajustar constraste (un fondo más blanquecino quedaría mejor); y sobre todo las decimas de segundo que se demora la pantalla de cristal líquido en refrescarse, que si bien no importa para pasar de una página a otra, sí se hace un pelín cansino cuando estás navegando por los menús, explorando la "biblioteca" por ejemplo.

Pero las virtudes superan con creces a las pegas. No daña la vista (o al menos no más que leer libros de papel); pesa poco, con lo que puedes leer en cualquier posición, tumbado, de lado...; cuando dejas de leer no tienes que preocuparte de marcar página ni de apagarlo; no hace ruido; no consume energía mientras la pantalla no cambie; ahorra papel, espacio y energía.


La pena es que no haya ordenadores así. La lentitud del refresco de pantalla y de proceso lo convierte en un cacharro que sirve para poco más que para leer.

11 comentarios:

Zuviëh dijo...

Uno más para la secta!! :D

Herel dijo...

¿Qué secta? si esto ya se ha popularizado bastante, no como cuando te lo compraste tú.

Ide dijo...

De hecho muchos libors de papel dañan bastante más la vista, dada las letras minúsculas de algunos...

Piedra dijo...

Si, ya pero, ¿se puede calzar un sofá con un trasto de estos?
Donde se ponga un libro, libro...

:P

Herel dijo...

Piedra, para eso está la caja de cartón del e-reader.

Ide, ¿has desactivado el blog?

Ide dijo...

No, que le he cambiado la dirección, como no te pasas por FB no te has enterado :P Ahora es ide1984

neko dijo...

yo llevo tiempo detrás de uno, pero como el piso me está sangrando me animo para decirme, "cuando baje un poco mas el precio" y así llevo tiempo.

A mi que he llevado libros de "bolsillo" de mas de mil páginas en el bolso mi hombro me lo agradecería.

Pese a lo que muchos digan, es el futuro.

Herel dijo...

Ya no están tan caros, aunque por contra han salido los modelos nuevos más grandes, con pantallas táctiles y con colores que te pueden inducir a una nueva espera.

Pepe Deapié dijo...

Mmmm. No se, sigo prefiriendo el papel. Qué le voy a hacer.

Zereth dijo...

Todavía no caigo en la compra de un trique de estos, pero cada vez lo veo más probable. Aún soy de las que se resiste, pero la verdad es que una cosa no invalida a la otra. Al menos creo que mis alergias estarán agradecidas.

Bueno, tampoco es que a últimas fechas esté leyendo gran cosa... pero será un buen incentivo para retomar viejos vicios.

Besos

Herel dijo...

¿Retomar viejos vicios? ¿Y tener que acudir luego a esas tediosas sesiones de "lectores anónimos"?
Piénsatelo bien... ;D